Efectos psicológicos del Black Friday.

//Efectos psicológicos del Black Friday.

En la entrada del blog de hoy os traemos el origen del Black Friday y los efectos psicológicos en el consumidor. 

El viernes negro es una de las fechas más señaladas en el calendario a nivel mundial para el consumo en masa. Todo tipo de comercios se preparan para esta fecha cada vez con más antelación debido a la expectación que se crea entorno a estos descuentos significativos. Sin embargo, el origen de esta “fiesta del consumo” no es tan conocido…

El origen del Black Friday.

El fenómeno Black Friday, nació en Estados Unidos un viernes después de Acción de Gracias, es decir, el cuarto viernes de noviembre. Fue concretamente en Filadelfia, en la década de 1950, cuando la ciudad se colapsó por la avalancha de personas dispuestas a hacer sus compras de navidad y asistir posteriormente a un partido de futbol. 

Ante esta situación de caos, la Policía se vio tan desbordada que fue necesario movilizar a todos sus efectivos, privándoles de su día libre, así como de poder asistir al citado partido y viéndose obligados a trabajar durante toda la noche para controlar a dicha multitud.

A raíz de aquel fatídico viernes, la policía bautizó ese día como el Black Friday.

Ante este boom de ventas, las tiendas de la ciudad bautizaron ese inmenso movimiento de personas que se citaban el viernes después de Acción de Gracias con este mismo término (Black Friday). Sin embargo, no fue hasta 1966 cuando se popularizó apareciendo las palabras Black Friday impresas en la revista The American Philatelist. A partir de entonces, el fenómeno Black Friday fue adquiriendo más relevancia por todo el país gracias a la mención en una publicación de The New York Times de 1975 que generó más expectación sobre cuarto viernes de noviembre.

Desde entonces el concepto de Black Friday no ha hecho más que crecer. Primero por Estados Unidos y sus grandes almacenes hasta el resto del mundo. De hecho, en España aterriza en 2012 con la cadena alemana Media Mark y en 2013 se sumaron grandes cadenas como el Corte Inglés o Amazon. Desde entonces, año tras año, el Black Friday ha ido creciendo en nuestro país, cada vez con más comercios y expectación. 

En 2015 la popularidad de estos descuentos llego a calar en la población española  hasta el punto de gastar una media de casi trescientos euros por persona en ese día. 

Hoy, viernes 26 de noviembre de 2021, Black Friday, y después de una pandemia mundial, se prevé que los consumidores españoles gasten mucho más que en años anteriores. Complementando y sumándose también al calendario español de compras, nos encontramos con lo que se conoce como el Cybermonday en el que aquellos rezagados que en el Black aún no hubieran comprado, pueden realizar sus compras a través de este servicio que se presta de forma completamente online.

Efectos psicológicos en consumidores.

El Black Friday, como hemos mencionado, inaugura la temporada de compras navideñas. Las empresas preparan con anticipación la comunicación y campañas de marketing para captar el mayor numero de clientes potenciales y derivarlos a dicha fecha. Con este fin, se crean campañas de publicidad para llegar al máximo público posible, diversas, reiteradas, invasoras y con promociones… en definitiva, dejando un recuerdo de su marca de cara al día de los descuentos.

Dicho esto, los efectos psicológicos que tienen estos descuentos en nuestra mente son:

  1. Urgencia y necesidad. Ante la presencia de “oportunidades” y la aparición de urgencia por adquirir productos que creemos necesitar. Además de la cercanía de las fiestas navideñas y la imposición de adquisición de regalos en pre -vísperas garantizan el éxito del Black Friday.
  2. Falsa felicidad por aprovechar la oferta. El mercado juega con nuestras emociones como clientes potenciales, buscando que finalmente nos convirtamos en compradores. A su vez, durante las semanas previas como hemos comentado, nos avasallan con publicidad sobre productos que en ese momento no compraríamos, pero nos venden la experiencia de tenerlo, para que, conocedores del descuento, nos planteemos “¿cómo sería tenerlo?”, “ahora esta rebajado” o “si no los compro ahora me quedare con las ganas”.
  3. Mitigar el pensamiento crítico. En esta fase, nuestra mente duerme el pensamiento critico para dejar paso al “modo compra” de nuestro cerebro al entrar en una tienda.  Esto quiere decir que el impulso o compra por impulso toma las riendas de las decisiones. Con esto juega el marketing, cuando destacan los descuentos, por mínimos que sean, pero aludiendo al momento fugaz que estamos dejando pasar.
  4. Presión social. Por último, la presión social del grupo se hace notar, y ninguna persona le gusta sentirse excluida de un colectivo. De esta manera, en las fechas previas y durante el Black Friday, las ofertas son el tema de conversación central en las reuniones. Posibles adquisiciones, lugares con gangas únicas, trucos y consejos para comprar, e incluso quedadas para ir de compras.

 

Integra. Resuelve. Avanza.

 

Otros enlaces de interés.

La importancia de la salud mental

Adicciones. Definición, causas, cíntomas y tipos.

Comportamiento adictivos, cómo detectarlo y cómo actuar ante él.

Fuentes. Bibliografía y Webgrafía.

https://nationalgeographic.com.es

https://psicologiaymente.com

https://lamenteesmaravillosa.com

https://psicologiaymundo.com

 

Por | 2022-01-07T09:22:07+00:00 noviembre 26th, 2021|Blog|Sin comentarios

Deje su comentario